CD Logroñés, su década inolvidable

Escudo CD Logroñés

¡Goool en Las Gaunas! Todo lector que pusiera la radio las tardes de domingo a finales de los años 80 y principios de los 90 seguro que rememora esta frase como parte de un fútbol que fue y ya no es. El carrusel de partidos se veía siempre salpicado por la conexión necesaria al campo del CD Logroñés.

Este artículo es un tributo a un equipo que hizo a su ciudad disfrutar del fútbol de élite y al resto de España comprobar que con trabajo todo es posible.

1986/87 – Ascenso a Primera

Jesús “Txutxi” Aranguren fue el entrenador que dirigió al equipo que logró el ascenso a Primera en la temporada 86/87. Un técnico salido del Athletic como jugador y donde dio sus primeros pasos como entrenador. Tras su exitoso paso por Logroño, dirigió a Sporting de Gijón y Alavés entre otros equipos.

En aquella plantilla del ascenso había dos nombres ligados por derecho propio a la historia del club. Por un lado, en el banquillo, Miguel Ángel Lotina. Él fue el delantero referencia del club riojano durante ocho temporadas, en dos etapas diferentes entre 1978 y 1988, en las cuales fue su máximo goleador. Por otro lado, Agustín Abadía Plana, más conocido como “El Tato” Abadía quien contribuyó al ascenso del equipo riojano.

1987/88

Con el técnico vasco en el banquillo el CD Logroñés comenzó su etapa de oro en Mestalla. Perdió 2-0 en aquel primer partido de la Liga 87-88. El inicio fue muy complicado para los riojanos que cosecharon sus primeros 2 puntos en Murcia en la décima jornada. Gelucho, Chiri y Nadal anotaron los goles de esa primera victoria de la temporada. El canario José Antonio Pérez Sáez, tras toda una vida en Las Palmas, se ganó el puesto de titular indiscutible de la portería de Las Gaunas ese curso y el anterior, el del ascenso.

Otros hombres fijos de aquel Logroñés de Aranguren fueron el madrileño López Pérez, el alicantino Casimiro, el cántabro Chiri, el argentino Albis, el uruguayo Nadal (ex del Sevilla) y el salmantino Ángel González. Aquel equipo consiguió la salvación tras un brillante final de temporada donde ganó los partidos clave contra rivales directos. Entre sus filas también se encontraba Raúl Ruiz, quien luego destacaría en el Numancia y hoy día es un conocido presentador de programas deportivos en televisión.

1988/99

Cromo Quique Setién CD Logroñés
Quique Setién en su etapa como futbolista del Logroñés. (Fuente: todocoleccion.net)

El curso siguiente fue mucho más complicado. A pesar de un inicio brillante, el CD Logroñés ganó los tres primeros partidos (al Atlético de Madrid, Cádiz y CD Málaga).

Sin embargo, posteriormente apenas sumó un triunfo más en la primera vuelta del campeonato. Pese a ello, tuvo el mérito de no terminar en zona de descenso aunque no sumó ni una victoria en los últimos 9 partidos de Liga. En esa temporada pasaron por el banquillo: un joven Javier Irureta que sólo había entrenado al Sestao antes de llegar a La Rioja, el argentino Carlos Aimar y Nano, un técnico de la casa. Si tuviéramos que destacar un nombre de aquella plantilla nos quedaríamos con al argentino Ruggeri, quien poco después daría el salto al Real Madrid, y con el cántabro Quique Setién.

1989/90

La temporada 1989-90 fue cuando el CD Logroñés tocó su particular cielo terminando séptimo en Liga a tan sólo dos puntos de la Copa de la UEFA, plaza que ocuparía el Sevilla de los míticos Anton Polster y Rafa Paz.

Fue un equipo al que toda España quería, la referencia de la ciudad y el que nos representaba a nivel nacional.”

José Ignacio Sáenz – Exjugador del CD Logroñés (1992-1995)

José Luis Romero, centrocampista madrileño con pasado en el FC Barcelona, fue quien dirigió a ese equipo inolvidable. Entre los nombres de aquella histórica plantilla se encuentran el argentino Isla en la portería, el también ex del FC Barcelona Salva en defensa, Quique Setién en el centro del campo, el murciano Rosagro como goleador o el ex madridista Maqueda.

Las Gaunas estadio del CD Logroñés
Las Gaunas, el estadio del CD Logroñés (Fuente: nuevecuatrouno.com)

Años complicados

Después de ese curso épico, el CD Logroñés fue de más a menos. Se mantuvo dos temporadas en mitad de la tabla, sin demasiados sufrimientos. El excéntrico técnico David Vidal logró que La Rioja disfrutara del fútbol de élite sin ese miedo al descenso en las últimas jornadas.

Por Las Gaunas pasaron el goleador brasileño Gilson, el portero y posterior seleccionador de España Julen Lopetegui, el centrocampista Poyatos que luego triunfaría en el Valencia o el valenciano Pitarch que hace poco ha trabajo en la dirección deportiva de clubs como el Atlético, Valencia y Hércules.

En la temporada 92-93 el equipo se quedó dos puntos por encima de la promoción de descenso, lo mismo en la siguiente campaña. Finalmente en el curso 94-95 vino el desastre terminando como colista a más de veinte puntos de la salvación.

Fue en aquel año 1992 cuando, tras ganar solo el primer partido de doce, David Vidal se tuvo que ir dejando su sitio a Lotina, brevemente, ya que solo dirigió al conjunto dos partidos para que luego el argentino Aimar intentara salvar al Logroñés. Aimar siguió en el cargo en la 93-94 y con mucho sufrimiento mantuvo al equipo en la categoría. Sumó solo 9 victorias pero valiosos empates en la recta final contra el FC Barcelona en Las Gaunas y el Real Zaragoza (el cual finalizaría tercero ese año) en La Romareda. Aquellos resultados fueron claves para su supervivencia.

En la temporada 1994/95, el equipo se hundió a más de veinte puntos de la salvación terminando como colista destacado de la tabla. Por el banquillo de Las Gaunas pasaron cinco entrenadores: Paunovic, Fabri, José Augusto, Ruiz y Galilea…fue un desastre. Dos victorias en 38 jornadas. Desde el principio el equipo no ofrecía garantías, el primer triunfo lo consiguió a finales de enero en el último partido de la primera vuelta ante el Celta. Fue una temporada para olvidar.

En esos años pasaron por el club buenos jugadores como el gran portero Ochotorena, campeón varias veces con el Real Madrid y que también jugaría en Valencia, Tenerife… Además el bosnio Gudelj, el riojano Jose Ignacio que luego pasaría por Valencia, Zaragoza, Celta…Y Salenko, un joven Javi Navarro, Romero, Antón, Dejan Markovic…

Juande Ramos fue la apuesta de la directiva riojana para regresar a la élite. El ex técnico del Sevilla andaba sus primeros pasos como entrenador tras estrenarse en la cantera del Elche, el Alcoyano y el Levante en Segunda B. Aprovechó su oportunidad y el CD Logroñés ascendió como segundo clasificado tras empatar a puntos con el Mallorca.

1996/97

Cromo Lotina entrenador del CD Logroñés
Lotina, entrenador del CD Logroñes y leyenda del club (Fuente: todocoleccion.net)

En el regreso a Primera Miguel Ángel Lotina, toda una leyenda para la hinchada regresó al banquillo tras su breve experiencia años atrás donde dirigió al equipo un par de partidos entre la marcha de Vidal y la llegada del argentino Aimar.

Tras un inicio bueno, el equipo había ganado la mitad de sus partidos y a rivales como Sevilla, Compostela y Valencia en Mestalla, cuatro derrotas consecutivas supusieron el adiós de Lotina de Las Gaunas. Hay que decir que recibió dos goleadas de escándalo 8-0 en el Camp Nou y 6-0 en el antiguo San Mamés.

El riojano Ignacio Martín y el uruguayo Arispe intentaron que el equipo volviese a tomar un rumbo mejor pero apenas sumaron empates y otra vez Carlos Aimar regresaba a Logroño. A finales de febrero con dos victorias importantes ante el Sevilla en el Pizjuán y ante el Valencia en casa parecía que el equipo daba buenas señales pero las 9 derrotas consecutivas posteriores le dejaron ya casi sin posibilidades para salvarse. En San Sebastián el CD Logroñés vivió su último partido en la élite, allí perdió por dos goles a uno.

En ese último CD Logroñés de Primera recordamos también a grandes futbolistas como los porteros Aizkorreta y Andoni Cedrún, a Voro, una leyenda del Valencia que terminó su carrera en Las Gaunas, al delantero Markovic que luego marchó a Osasuna o al uruguayo Sosa que luego ficharía por Lazio e Inter con el que ganó una Copa de la UEFA.

Desaparición

Con la marcha en 1996 del presidente que dirigió el club en su época de más gloria, Marcos Eguizábal, el CD Logroñés comenzó un lento proceso de autodestrucción. Las deudas con Hacienda y la Seguridad Social, de hasta 500.000 pesetas de la época (unos 3.000 euros en la actualidad), propiciaron el primer descenso administrativo a Tercera División en el año 2000. Posteriormente llegaría un nuevo descenso a Preferente por impago a futbolistas y la negativa por parte de los mismos a presentarse en varios encuentros.

Sería en el año 2009 cuando el histórico CD Logroñés, un equipo del que toda España hablaba en la década de los 90, llegaría a su fin. Desapareció como entidad pero su recuerdo permanecerá siempre entre los aficionados.